3/3/14

"LIKE A PRAYER", la auténtica oración.

Cuando un cáncer se llevó a la madre de Madonna cuando ésta tenía seis años, la pequeña Ciccone comenzó a crear su inviolable mantra: Si siendo una niña se me ha arrebatado lo más importante del mundo, si se me ha negado la mayor protección, no voy a parar hasta que todo el mundo me quiera.

Puedo escuchar cómo en "Like a prayer" ésa es la verdadera oración que se solapa, el susurro que no se entiende. Tal y como tampoco será ella entendida, a lo largo y ancho de sus representaciones abundarán las malinterpretaciones.
Pero no será su impulso explicarse ni justificarse, Nobody knows me.

Volvamos al principio para atenderla.

Educada bajo las órdenes del catolicismo y de la disciplina de una familia numerosa que debía sobrevivir y reorganizarse tras la muerte de la figura materna, Madonna pronto descubrió que las oraciones que realmente obraban milagros debían ser reinventadas, creer en Dios no bastaba. Su ego sediento de atención y polifacético en provocaciones infantiles le ayudó a competir contra sus hermanos ganando el éxito absoluto familiar, ganándose las atenciones de papá. Primeros y estimulantes poderes con los que se obsesionaría para traspasarlos a gran escala. Cuando el 14 de enero de 1984 aparece en tv por primera vez (American Bandstand) y Dick Clark le pregunta sobre sus planes, ella responde un escueto "I want to rule the world.".
Considerada un producto efímero, esa frase sonó tan inocente y ridícula hasta el punto de resultar tierna, nadie sospechaba la fuerza sobrenatural de ese metrosesentaypoco con trencitas de retales.


Madonna consigue el éxito bruto en 1985, con una actitud y una estética que podría haber alargado asegurándose la fórmula comercial unos cuantos años más. Pero cansada de sus wannabes y del reflejo de sus espejos rubios, deja de explotar la imagen de chica material. Oscurecida por el fracaso de su matrimonio con el actor S. Penn, tras "True Blue", crea uno de los discos más maravillosos de su carrera, Like a Prayer.
Madonna ya ha aprendido por entonces la lección de su éxito interestelar: puede lograr que tres cuartos de planeta la conozca, pero cantará para quienes la han abandonado, a la ausencia de su madre se suma la separación del amor de su vida, Sean Penn.

1985 (fotógrafo, Herb Ritts)
Madonna & Sean, Septiembre 2013
Este mes LIKE A PRAYER cumple 25 años, veinticinco años desde que Madonna puso la fe en un Jesús de raza negra para una religión que no le ayuda a conservar lo que más ama.
El videoclip muestra cómo un negro es acusado injustamente de una agresión, ella es testigo y ve al auténtico culpable, entra en la iglesia y allí besa en la boca a un santo negro mientras las cruces se convierten en llamas y un coro canta con la fuerza dulce de un nuevo éxtasis. Pepsi la castigó rompiendo un contrato millonario y el Papa la condenó convirtiéndola para la moral americana en el   a.n.t.i.c.r.i.s.t.o  más deseado del mundo.
Como siempre, supo darle la vuelta y beneficiarse de ello, entre otros beneficios estuvo el de quedarse con toda la pasta de Pepsi. Pero la provocación pudo salirle cara, por entonces nadie jugaba con fuego dentro del pop y Madonna jugaba sin descanso. Ahora, se imitan sus mecanismos como si fuera un estilo propio y transgresor. Pero todo lo que ves y verás sobre un escenario, ella ya lo incendió antes.
Promoción de Pepsi antes de que se liara parda, la marca negoció con ella como apuesta segura, sin conocer las dimensiones del futuro escándalo. Se rompe contrato, se retira el anuncio, dejan de ser patrocinadores de la gira y se niega cualquier apoyo a la artista. Lo que crea una publicidad sin precedentes en la carrera de Madonna. Con su habitual humor, en entrevistas posteriores dio "las gracias" a la multinacional por alimentan el escándalo.

La gira de 1990, BLOND AMBITION TOUR (correspondiente al disco LIKE A PRAYER) fue prohibida en distintos países, los más conservadores se reunían para echar chispas quemando imágenes madonniacas bajo fantasía exorcista. Mientras ellos malgastaban cerilla y gas, Maddy se masturbaba con una almohada custodiada por una cruz gigante y bajo la atenta mirada de miles de espectadores que intensificaban el orgasmo.

Son muchas las reseñables etapas de la vida y obra de Madonna, imposible hacer un post-resumen. Mucho habría que hablar de la polémica suscitada por el vídeo de "American Life", prohibido por hablar con imágenes de la política de George Bush y en concreto de la guerra contra Irak.
Bush se enciende un puro con una granada, la material-girl de nuevo castigada.

A pesar de su imagen de producto-popero, Rockeros, punks y figuras inclasificables no esconden su admiración por Madonna aun siendo la figura del mainstream más vapuleada artísticamente y más cuestionada después de Jesucristo superstar xD
Michael Moore ha proclamado más de una vez su cariño, la define como "uno de los espíritus más creativos y generosos que he conocido."
Me gustan las conexiones de Madonna con otros legendarios, especialmente me gusta aquella historia con Patti Smith.

Recuerdo el momento exacto en el que la descubrí, agradezco que el voluble random mental del que dependemos haya elegido conservar este momento en mi memoria. Verano del 85 en Cabo de Palos, el vídeo "Like a Virgin" sonaba en la tele de la antigua casa de pueblo de mi familia Los Coque, tenía nueve años recién cumplidos y aquella música se me metió por los ojos, aquellas bellísimas imágenes invadieron hasta los oídos. Al poco, en tv2 dieron un especial con todos sus videoclips realizados hasta la fecha, fue mi primera gran grabación en VHS. Asocio a Madonna con la magnética sensación de mis dedos vírgenes sobre antiguos reproductores de teclas grandes, luminosas y clickeantes. No sé si ese asombroso placer se debía al descubrimiento en sí de la tecnología o a la interacción con un diseño fascinante y ostentoso que daba entidad propia a cada mastodonte.
Desde aquel verano la pasión por Madonna y lo electrónico se prolongó con algunas interrupciones para los enamoramientos, entonces el "objeto" de mi pasión cambiaba, la traicionaba unos meses para luego volver decepcionada a sus brazos. Nunca me echó nada en cara mientras volviera a gastar todos mis adolescentes ahorros en comprar su último disco y todas las portadas en las que apareciera: Superpop, Popcorn, El gran Musical, Vale, Bravo... y si me sobraba algo buscaba publicaciones extranjeras en El Corte Inglés.


Para mí Madonna es una fuerza que escapa de su propio y estudiado control, creo que ha conseguido anarkía en las dictaduras discográficas y ha sabido crear un imperio inspirador rescatando joyas del underground. Ha colaborado en todo tipo de causas sociales, con un importantísimo papel en las campañas sobre SIDA en los 80, pocos parecen acordarse de algo tan esencial en aquellos años de confusión en los que el sida era cosa de "negros, maricones y drogadictos".

La causa animal es su gran asignatura pendiente, ella es la leona depredadora que no parece encontrar tiempo para descender a las raíces de la compasión. Pero confío en que un día ponga voz a nuestros animales, será entonces para muchos fans un acontecimiento maravilloso.
Lo paradójico es que ella ya era vegetariana en los 80 cuando todos éramos unos pequeños carnícolas,
mantiene una fuerte amistad con los McCartney, especialmente con Stella, que la regañó por llevar pieles.  
¿Ha tenido tiempo y espacio Madonna en su desquiciante vida de ver el duro documental de su amigo Paul McCartney "Glass Walls" contra la explotación especista?  Las estrellas tienen sus misterios, sus enigmas, y las personas comunes como yo tenemos simplemente contradicciones...
Crecí con su música y sus vídeos, me alimenté de Madonna desde pequeña, era el animal más imponente de todos los que admiraba, creo de alguna manera entendí su carácter depredador. Esto no me hace amar menos a los animales no humanos, pues mi deseo es que utilice su poderosa posición para defender la conciencia antiespecista.
Por otro lado, las contradicciones nos completan, yo asumo la mía.
No asumo bien, sin embargo, que se la considere taurina, por cachonda que le ponga el traje de luces. Creo que se trata sólo de una fea cuestión estética y de una forma de provocación y creación de polémica.
Me horroriza cuando se viste de payasa, yo la prefiero de punkarra, pero los que conocemos al pelillo su carrera sabemos que le importa un cuerno casi todo, incluido lo taurino, usada como otra vía para escandalizar y ganar pasta. Incluso algunos fans animalistas aseguran que sus actuaciones de amor a lo latino pueden esconden una denuncia antitaurina, yo no diría tanto, la mayoría de veces Madonna no se molesta en posicionarse, simplemente representa y agita con espectacularidad. La puesta en escena de la estética taurina sólo es una representación más de su millón de personajes, tal como ha encarnado a otro tipo de asesinas.


En la película "Who´s that girl", la niña y su fiera.

ÁFRICA siempre ha estado en su corazón, de una manera romántica y literal y de una manera altruista.

 Algunas crónicas aseguran que Basquiat enloqueció por Madonna y que, tras el noviazgo, no superó que ella le abandonara.

 Sin duda debe ser el personaje que más acusaciones absurdas acumula en su carrera, lo último ha sido acusarla de racista por una frase en su instagram, cuando se está en el puntazo de mira cada frase puede crear un universo paralelo y desértico en vida inteligente, a qué memo hay que recordarle que sus hijos son negros y que sus principales donaciones van a proyectos de desarrollo en África...
Por no hablar de cómo infinidad de paranoicos la convierten en jefaza de la movida i.ll.u.m.i.n.a.ti, páginas y más páginas en la red donde se analiza paso a paso la carrera de Madonna como pruebas de su condición de  a.n.t.i.c.r.i.s.t.o, asunto que me hace flipar en colores multirraciales.

Madonna siempre se sintió atraída por la gente de raza negra. Creció en un barrio de Detroit, donde la mayoría de sus amigos eran chicos negros con los que compartía su pasión por el arte y la música de la Motown, incluso se llenaba la cabeza de trenzas para sentirse parte de ellos.

En MALAWI con sus dos hijos, supervisando las escuelas que ayuda a crear.

 Muhammad Ali
 
 Magic Johnson
 Seal
 
Actuando con Lenny Kravitz
 Bill Cosby
Dennis Rodman

 RHCP
Madonna no es una criatura perfecta, eso significaría que no existe, y Madonna existe por muy perfecto que me resulte amarla. Siempre ha llevado consigo a esa niña caprichosa empeñada en hacer las cosas a su manera y ha tenido todo el talento y la voluntad para conseguirlo, sus juguetes y golosinas hemos sido nosotros; y esos-nosotros hemos sido tantos que ha sido inevitable que se convirtiera en la artista mejor pagada de la industria, riqueza que no se le perdona por muy implicada que esté en su activismo. 
 Pero detrás de la gran ambición hay una visión poderosa, su inspiración es la creación de un mundo mejor, que además la deseara por su belleza y rebeldía, que la amara por su tesón y fuerza. Un mundo donde imperara la alegría, la música y la justicia, un cosmos capaz de levantarse a bailar a pesar de la perpleja existencia de todo un camino sin madre.
Sin Madonna, el mundo sería aún más triste, pues ella juega a ser la creadora de todo lo existente como si estuviera recién descubierto; no emite apenas juicios ni insiste en posicionamientos, lo que le interesa por encima de todo es recrearse en excitantes versiones de lo que parecía intocable.
Si el arte de la vida consiste en convertir caprichosos sucesos en cualquier otra cosa que nos ayude a poner música en el alma, entonces,
ELLA,
es la artista más vital de todos los tiempos.
-----------------------------------------


----------------------